Ley de Sociedades de CapitalLa ley de Sociedades de Capital también es objeto de reforma.

Viene con carácter de urgencia, de tal manera que será necesario realizar cambios antes de 31 de diciembre de 2015 para   ajustarse a las nuevas obligaciones.

1. Régimen de responsabilidad de los administradores.

(1) Deberes. Se tipifican de forma más precisa los deberes de diligencia y lealtad y los procedimientos que se deberían seguir en caso de conflicto de interés.

Se amplía el alcance de la responsabilidad, más allá del resarcimiento del daño causado, incluyendo la devolución del enriquecimiento injusto.

(2) Competencias del consejo de administración.

Se incluye un nuevo artículo con las facultades indelegables del consejo, con el fin de reservarle las decisiones correspondientes al núcleo esencial de la gestión y supervisión de la sociedad.  

2. Retribución de los consejeros.

(1) La remuneración de los administradores.

Deberá ser razonable, acorde con la situación económica de la sociedad y con las funciones y responsabilidades que les sean atribuidas. El sistema de remuneración deberá estar orientado a promover la rentabilidad y sostenibilidad de la sociedad en el largo plazo.

(2) Consejeros delegados.

Se clarifica el régimen de retribuciones por el ejercicio de facultades ejecutivas de los consejeros. En esos casos, se deberá firmar un contrato con el consejero que incluirá los distintos conceptos retributivos. Se aprobará por una mayoría cualificada del consejo y la abstención de los interesados.