100 euros s.sEl anuncio ha sido muy aplaudido y ha sido considerado como una medida adecuada para fomentar el crecimiento de la contratación laboral. Sin embargo, más allá de los titulares de prensa, quedan bastantes dudas sobre el impacto que tendrá en la creación de empleo:

La tarifa plana se aplicará sólo a las contingencias comunes que paga el empresario.

La nueva medida no afecta a la aportación del trabajador ni a lo que paga el empresario por desempleo, Fogasa o FP.

* Se aplicará a nuevos contratos fijos, durante sus primeros 24 meses, siempre y cuando se cree empleo neto.

* Si en los tres primeros años tras el inicio del contrato se revierten las condiciones (se despide al trabajador o la empresa destruye empleo neto), la empresa tendrá que pagar a la Seguridad Social lo que se ha ahorrado.

¿Cómo se cuantifica el ahorro para la empresa?.

Un ejemplo acerca del verdadero impacto sobre el ahorro producido a la empresa: para un sueldo bruto de 20.000 euros, la factura a la Seguridad Social asciende aproximadamente a 9.000 euros. De ellos, por contingencias comunes, el empresario tendrá que pagar unos 5.000 euros al año. Con la reforma, estos 5.000 euros se verían reducidos hasta los 1.200 euros, un 75% menos. En resumen, ante 9.000 euros de cotización anual, el empresario vería rebajada su factura en 3.800, lo que es lo mismo, en un 42% aproximadamente.