La decisión de implantar un COMPLIANCE PENAL en la empresa es función del órgano de administración como último responsable de la obligación de vigilancia y control establecida en la legislación vigente.

Una vez adoptada la decisión de implantar un COMPLIANCE PENAL, el siguiente paso es decidir quién será el responsable de su elaboración e implantación para que dicho programa de cumplimiento sea considerado idóneo y eficaz.

En los momentos actuales sucede que “todos ofrecen de todo”. Es de suma importancia que prestemos una especial atención a las ofertas de compliance penal que circulan en el mercado fundamentando su argumento en el precio.

Estamos hablando de responsabilidad penal de las empresas y de sus órganos de administración. Pensar solo en el precio es no haber entendido el alcance de la reforma del Código Penal y sus consecuencias para la empresa.

¿En manos de quién delegar esta relevante cuestión?

Nuestra recomendación: en manos de un profesional especialista acreditado que nos asegure que nuestro compliance program responde a las exigencias del código penal y, especialmente, a tener como objetivo la generación de los principios de legalidad y buenas prácticas empresariales y evitar o mitigar la comisión de delitos en el seno de la empresa y su repercusión en la propia empresa.

Por esa razón, le decimos que si su abogado es especialista en materia de compliance penal, póngase en contacto con él y pídale ayuda.

Si no es así, en Bufete Moya Jover & Asociados estaremos encantados en ayudarle en la implementación de un COMPLIANCE PROGRAM en su empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *